“Mirá el invierno por la ventana”. Nota para #MujerDISCO (junio 2018).-

Los días de sol nos inspiran para decorar la casa, cambiar algunas cosas de lugar o llenar todos los espacios con flores. En cambio en invierno parece que el interior de nuestro hogar se mimetizara con los días grises y perdiera calidez.

En Mujer Disco queremos que el clima no afecte nuestro ánimo y te proponemos darles vida a tus ambientes sin importar el frío que pueda hacer en el exterior. Para ello consultamos a la experta en Diseño de Interiores y creadora de @foxdecoblog, Dolly Monclá, quien nos dice que lo primero que tenemos que tener en cuenta es el color: “Decorar la casa durante el invierno no implica necesariamente el uso de colores fríos y adornos apagados. El color influye sobre nuestro estado de ánimo y es un recurso perfecto para generar bienestar, crear climas, llamar la atención, reflejar nuestro estilo, comunicarnos”. Así que la clave está en elegir algunos de los colores de esta temporada: volvió el mostaza y el violeta, azul y amarillo se ubican entre los tonos ganadores. También el rosa viejo, lavado, y los tonos tierra y pasteles van a ser protagonistas, al igual que los colores fríos y suaves como los grises, tonos verdes y azulados claros contrastados con oscuros.

“Estos colores tienen un efecto relajante sobre nosotros, aportando una sensación de calidez y confort al hogar”.

Si te gusta combinar, un buen equipo es el del gris, el marrón y la elección de un color intenso para hacer contraste. El naranja oscuro también se introduce con mucha fuerza en todo tipo de elementos y aporta calidez. Y, por supuesto, el clásico blanco siempre tiene su lugar porque “transmite pureza y sensación de amplitud, además de aportar la luminosidad tan necesaria en invierno”.

Gris afuera, colorido adentro

Dolly nos invita a jugar con los colores de los muebles y objetos para darle calidez a cada uno de los espacios:

Agregar una alfombra colorida (lisa o con un lindo estampado) puede ser una gran forma de romper con lo monocromático y darle un toque de color y luminosidad a un espacio. Se logra un resultado de alto impacto. Son excelentes complementos para la decoración. Gracias a ellas se tiene la posibilidad de vestir los espacios con mucha elegancia, transmitiendo una sensación de calidez, aislando térmicamente un ambiente.
Elegir accesorios llamativos. Se puede tener muebles y textiles en tonos neutros e incorporar el color con una lámpara o florero, por ejemplo, de algún color fuerte.
Incorporar flores y plantas. Se pueden combinar flores de distintos colores, plantas en maceteros colgantes o terrarios o usar alguna planta de interior bien grande. El verde siempre es un buen aliado con los tonos neutros y no sólo suma una cuota de color, sino que mantiene la casa con vida.
Colgar cuadros coloridos cambia el look del ambiente completamente.
Y si los tonos fuertes no gustan, pero de todas maneras se quiere incorporar color en la decoración, la mejor opción son los tonos tierra. Marrones color café, rosados, terracota son alternativas de colores que se pueden introducir en almohadones, mantas o lámparas, que van a aportar calidéz de forma fácil y sencilla.

Un toque invernal

Si te gusta resaltar el cambio de temporada, hay objetos que no pueden faltar:

Colocar algunos accesorios o detalles típicos de invierno. Por ejemplo, reemplazar jarrones con flores por algunos pequeños y simples adornos creados a partir de ramas (fáciles de conseguir en esta época del año).
Como el clima afuera es frío, lo ideal es lograr un ambiente cálido en el interior de la casa, y para ello las velas decorativas añaden relajación y olores agradables al hogar. Se puede armar un centro de mesa con corteza de madera, velas y nueces.
La lana como material natural es perfecta para abrigarse del frío, es por eso que al incluir almohadones de lana en nuestras casas vamos a conseguir ese efecto visualmente acogedor que hace que uno quiera sumergirse en el sofá o en la cama.
Las mantas son un accesorio muy acogedor (y además son prácticas). Nada más lindo que estar en el sofá viendo TV y taparse con una bien calentita y qué mejor que esté al alcance de la mano. Se puede guardar en un canasto a la vista, doblada en el brazo del sofá o sobre una silla.
Con estas ideas decorativas, no te preocupes por las bajas temperaturas. Dale vida a tu casa más allá del clima y disfrutá de tu hogar, cálido hogar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s